La Casita aloja a un máximo de 6 personas solicitantes de asilo de forma simultánea cuya permanencia depende de sus habilidades para la autonomía adquiridas durante el programa o de la derivación a otra entidad así como del cumplimiento de las normas internas.

De media anual se atienden unas 12 personas que disfrutan de la vivienda de forma temporal. Se entiende como alojamiento temporal una vivienda no definitiva. No existen plazos concretos para su utilización sino que se busca la recuperación de la autonomía de las personas, cada caso es estudiado al detalle por el personal técnico, en cualquier caso, y salvo excepciones, el tiempo máximo en la vivienda es de una año.

La vivienda se ubica en el barrio del Castillo persiguiendo además el objetivo de dinamizar e incentivar la vida en comunidad entre una población diversa. Algunos de los barrios de Molina de Segura, que actualmente se encuentran en un proceso de deterioro por la tendencia en los últimos años a adquirir vivienda en las urbanizaciones más alejadas del centro, son: San Roque, La Brancha, Torre Alta o la Ribera. La Casita pretende ser un incentivo para dinamizar y mejorar el barrio.

Trabajamos en la búsqueda de nuevos proyectos de dinamización y colaboración entre la población y las entidades locales.

 

PERSONAS DESTINATARIAS

Cualquier persona refugiada y/o en proceso de solicitud de asilo (se encuentre en el momento en el que encuentre) en situación de vulnerabilidad y que no goce de las ventajas de la Ayuda de Protección Internacional gestionada por las ONGs responsables o cualquier ayuda que le cubra la vivienda. No se alojarán a menores no acompañados ya que existen otros recursos a tal efecto.

El proyecto ampara a aquellas personas refugiadas que más ayuda necesitan, es decir, que se encuentran en un momento de desamparo y vulnerabilidad inminente.

Cada caso se estudia de forma minuciosa por la técnica de vivienda con una entrevista inicial y aplicando el protocolo pertinente.

PAREM mantiene un contacto fluido con varias organizaciones tanto para las derivaciones de las personas usuarias como para el acogimiento:

Las derivaciones al Programa de Protección Internacional se tramitan a través de Accem, entidad encargada de la primera acogida en España.

– Las personas que se benefician del programa de vivienda nos llegan de diferentes maneras y organizaciones:

  • Asociación Amigos de Ritsona
  • Colectivo Gamá LGTB (Canarias)
  • Solidary Wheels (Ceuta y Melilla)
  • SOS Racismo (Murcia)
  • A través del propio colectivo con el que PAREM mantiene una relación cercana. Nos informan de casos concretos de extrema vulnerabilidad y se valoran de forma individual.